EL ADJETIVO

CONCEPTO

Son palabras con las que designamos cualidades o propiedades de los objetos, pensándolas sin independencia mental, es decir, como cualidades dependientes de los seres que las poseen; dicho de otra manera, "blanco" no existe en sí, hay csosas que tienen el color blanco: pared blanca, libro blanco.

FORMA

Al igual que el sustantivo, el adjetivo está formado por un Lexema y varios Morfemas; éstos, a su vez, puede clasificarse en constitutivos (necesarios para la formación de un adejetivo): género y número y facultativos (no necesarios para la constitución de un adjetivo): morfemas derivativos (prefijos, sufijos... ) y el morfema de grado.

Morfemas constitutivos

EL GENERO

Existen adjetivos que tienen dos terminaciones:

   Masculino      Femenino       Ejemplos   
-o -a niñ-o / niñ-a
ø
-a
traidor / traidor-a
juguetón-ø / jugueton-a
Este símbolo (ø)  indica frado cero; es decir, ninguna terminación

Los adjetivos de una sola terminación no poseen oposición de género:

   Masculino       Femenino  
- ø - ø
hombre alegre
hombre feliz
mujer alegre
mujer feliz

Los adjetivos pueden tener género neutro si aparece como atributo de un pronombre neutro:

Esto es bueno eso es sensato

EL NUMERO

La oposición de número se establece igual que en el sustantivo:

  Singular                   Plural                    

- S (tras vocal)
-ES (tras   consonante)
bueno -ø
alegre -ø
bueno -s
alegr -es.

MORFEMAS FACULTATIVOS

PREFIJOS: comunes al sustantivo y al adjetivo: a-normal, im-posible extra-plano.

SUFIJOS: específicos en la formación del adjetivo:

SUFIJO

SIGNIFICADO

EJEMPLOS

Forman adjetivos a partir de sustantivos

-AL
referente a
perteneciente a
general, arbitral, semental
-IL relativo a juvenil, monjil, senil
-(D)ERO lugar, pertencia monedero, sendero, callejero
-OSO abundancia hermoso, sudoroso
-ISTA creencia,actitud socialista, racista,
-ES,
-EÑO
-ANO
gentilicios
francés, galés, logroñés
cacereño
valenciano

Forman adjetivos a partir de verbos

-(A)BLE
posibilidad
deber
tratable, favorable
-(I)BLE convertible, disponible
-ANTE laxante, amante, brillante
-ENTE repelente, reluciente
-IZO pegadizo
-DOR agente saltador, corredor, bronceador

Forman adjetivos a partir de adjetivo

-INO

-IZO

-USCO

afinidad, aproximación sobretodo de colores blanquecino

rojizo

pardusco

DIMINUTIVOS Y AUMENTATIVOS

El predominio de los valores afectivos, valorativos de los diminutivos y aumentativos se manifiesta muy especialmente en el adjetivo: pequeñito, calladito, calentito.

Los derivativos de aproximación pueden tener un matiz despectivo: grisáceo, blanquecino.

EL GRADO

El grado opone la mera enumeración de la cualidad designada por el adjetivo a su cuantificación comparativa o valorativa. Se establecen tres grados:

Positivo   alto, bueno, feliz
Comparativo de igualdad tan alto (como)
de inferioridad: menos alto (que)
de superioridad más alto (que)
Superlativo absoluto alt-ísimo,  -érrimo

muy alto (positivo)

relativo el más (alto) de...

Algunos adjetivos forman el comparativo y superlativo mediante la alternancia del lexema, debido a su influencia latina:

Positivo Comparativo Superlativo
bueno mejo óptimo
malo peor pésimo
grande mayor máximo
pequeño menor mínimo
alto superior supremo
bajo inferior ínfimo

Algunos superlativos se forman con la desinencia -errimo: pauperrimo, celeberrimo, misérrimo ...

El registro popular y familiar posee otras formas de expresar el superlativo mediante prefijos de intensidad: re-, requete-, archi-, super-, etc.: rebueno, requetebueno, superbueno, architonto.

Otros prefijos se sienten como cultos: extra-, y ultra-: extrapalno, ultrafino.

SIGNIFICACIÓN DEL ADJETIVO

El adjetivo calificativo, además de servir para expresar una cualidad del sustantivo, puede utilizarse también para restringir el campo de significación del sustantivo al que se adjunta, para distinguir a este nombre que tiene esa cualidad de otros que carecen de ella. De ahí que podamos distinguir dos tipos de adjetivación: la explicativa, cuando solamente expresamos cualidades de un sustantivo, y especificativa, si queremos distinguir a un sustantivo de otros por su cualidad:

Han cortado los viejos árboles (todos eran viejos)

Han cortado los árboles viejos (no los jóvenes)

Muchos adjetivos por su contenido semántico netamente relacional, no tienen otro uso que el especificativo:

el andén central
la cuestión social.

Otros, en cambio, tienen siempre un valor de explicativo (epíteto):

la nieve blanca
el león fiero
la hierva verde.

Cuando el adjetivo se coloca entre comas, siempre tiene un valor explicativo:

aquel hombre, amable, era mi padre.

EL PROBLEMA DE LA POSICIÓN DEL ADJETIVO

El adjetivo puede aparecer antepuesto o pospuesto al sustantivo.

En un gran número de casos la posición es forzosa. Se dice:

una mujer casada;
un hombre educado;
un elemento auxiliar ...

En otros casos puede hallarse antepuesto o pospuesto:

un bonito traje
un traje bonito;
una muchacha encantadora
una encantadora muchacha.

a. Punto de vista lógico-semántico (Teoría de Andrés Bello)

Se ha observado que en estos casos la colocación condiciona la significación del adjetivo: cuando aparece antepuesto es explicativo y cuando va pospuesto es especificativo.

Existen contraejemplos que invalidan esta teoría como definitiva; hablamos de

la humana naturaleza,
el conyugal vínculo,
la diaria actividad,
la femenina condición.

Ejemplos que son aceptables y tienen un valor especificativo, a pesar de ir antepuestos.

b. Punto de vista psicológico (Teoría de Lenz y Hansen)

La colocación del adjetivo depende de factores subjetivos, eligiendo el orden el hablante para resaltar el adjetivo o el sustantivo:

Nubes blancas asomaban en el horizonte
Blancas nubes asomaban en el horizonte.

La anteposición es frecuente en las oraciones exclamativas y en aquellas en las que domina la función expresiva:

¡Bonita casa!;
¡Magnífica ocasión!;
¡Dichoso niño!;
¡El cochino dinero tiene la culpa!.

c. Factores de sintaxis o de ritmo.

La posición del adjetivo está, a veces, condicionada por factores puramente sintáctico o rítmicos que refuerzan o neutralizan las tendencias anteriormente expuestas. Las longitudes respectivas del sustantivo y del adjetivo, pueden hacer que resulte más eufónica una u otra colocación. Así parece que suena mejor, atendiendo a número de sílabas:

La casa deshabitada que la deshabitada casa (S = 2; A = 5)

Un globo desinflado que un desinflado globo (S = 2; A = 5)

Rumores escalofriantes que escalofriantes rumores (S=3; A=6)

d. Cambios de significado según la posición

En algunos casos la colocación del adjetivo condiciona su contenido semántico. Pospuestos, conservan su significado objetivo, de especificación lógica. Antepuestos, experimentan su cambio semántico y pasan a acepciones figuradas. Así sucede con adjetivos de uso tan frecuente como "bueno", "malo", "viejo", nuevo" y otros.

La nueva casa (que se acaba de ocupar), subjetivamente nueva

La casa nueva (recién construída)

Los viejos amigos (amigos desde hace tiempo)

Los amigos viejos (de avanzada edad)

Un buen hombre (valoración ligeramente despectiva)

Un hombre bueno (constatación objetiva de la bondad)

Un simple soldado / un soldado simple

Un triste empleado / un empleado triste

Un cierto hecho / un hecho cierto

En definitiva, creo que no puede darse ninguna regla con carácter definitivo para la anteposición o posposición del adjetivo.

EL SINTAGMA ADJETIVO

Ciertos adjetivos no necesitan complementación: completo, brillante, doméstico ...

Otros, en cambio, de significado, en cierto modo incompleto, requieren normalmente un sintagma preposicional que los complete: (Hombre) capaz de todo; (coche) capaz para seis personas; (mineral) rico en hierro, fácil de hacer, difícil de decir, aficionado al fútbol.

El adjetivo puede ir precedido de modificadores que intensifican o atenúan la cualidad del adjetivo. Son, en su mayoría, adverbios como muy, bastante más, menos, poco, demasiado, apenas, casi, un tanto ...

En estos casos el adjetivo será el núcleo del sintagma adjetivo.

SINTAGMA ADJETIVO

INTENSIFICADOR

NUCLEO

COMPLEMENTO

bastante

útil

para el estudiante

Una curiosa construcción es aquella en la que invierten las funciones sintácticas del sustantivo y del adejtivo pero se mantiene semánticamente la determinación de aquél por éste. Son las del tipo: "El bueno de Pedro"; "el tonto de tu hermano"; "¡infeliz de mí!, etc.

Esta construcción sólo es posible con adejtivos que expresan compasión, desprecio o vituperio, aplicados a personas. En realidad son traslaciones dobles:

el bueno de Pedro => Pedro es bueno
  adjetivo   sustantivo   sustantivo   adjetivo
Sustant. Funcional Adjetivo funcional        

Cuando el complemento es un infinitivo, éste tien significación pasiva:

Un asunto fácil de resolver = que el asunto sea resuelto es fácil

FUNCIONES DEL ADJETIVO

El adjetivo puede funcionar de la siguiente manera:

a. Adyacente del sustantivo: alta torre / el niño alto

b. Aposición libre: El niño, alto, rubio, moreno

c. Atributo: La torre es alta; él parece tonto, es raro

d. Complemento predicativo: El agua cae lenta

e. Adjetivo adverbial: La bala dio alto